Sign In

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Create Account

Registrarme

Nissan NV200 Compact Cargo, entregas de volúmen

Nissan NV200 Compact Cargo, entregas de volúmen

Si tienes un negocio cuyas necesidades de carga son contenidas y tus rutas son principalmente urbanas, te conviene echarle un vistazo a esta van, pues con un volúmen de carga de 123 pies cúbicos y 25 mpg, es una herramienta muy valiosa que te ayudará a mejorar tus números.

El segmento de las vans de carga permaneció sin cambios por muchísimos años, pero en la última década esto ha cambiado; los vehículos son cada vez más interesantes y la competencia más dura. Nissan tiene cuatro vans para carga y pasajeros, pero la que más aceptación ha tenido entre la gente es la NV200 Compact Cargo. Esto resulta lógico cuando consideramos que tiene una de las áreas de carga más grandes en su clase y la confiabilidad “a prueba de balas” que caracteriza a esta marca japonesa.

Si bien la NV200 tiene un interior espacioso y cómodo, el exterior no es precisamente llamativo, pero no hay que olvidar que se trata de un vehículo utilitario donde la forma obedece a la función. El tamaño es un arma de doble filo cuando se trata de un vehículo de reparto, pues si bien mientras más grande sea más capacidad de carga tendrá, también será más difícil de maniobrar y, normalmente, más combustible utilizará.

La NV200 Compact Cargo hace honor a su nombre, pues al ser pequeña, es muy fácil manejarla en la ciudad. Además, tiene una capacidad de carga nada despreciable de 122.7 pies cúbicos y 1,480 libras, donde lo más importante es el tamaño, pues tiene capacidad para llevar un palet, lo que reduce el tiempo de carga y descarga de mercancía. Además, el precio es bastante atractivo, pues comienza en 21,330 dólares y Nissan está ofreciendo una garantía defensa a defensa de 5 años o 100,000 millas, un punto bastante interesante que habla de la confianza que tiene la marca en la calidad de esta van.

Diseño

Las líneas de la NV200 son las de un vehículo altamente utilitario, con la típica forma de caja de una van, pero con un cofre ligeramente inclinado que le ayuda a obtener mejores cifras de consumo de combustible. Además, lleva los faros ubicados arriba de la defensa, lo que los mantiene protegidos de los golpes. Las defensas prácticamente envuelven a la van, integrándose bien con el diseño, especialmente cuando las pides pintadas del mismo color que la carrocería.

La visibilidad es excelente, pues no solo tiene un alto puesto de mando, sino que las ventanas y parabrisas son enormes, dejándote libre el panorama para ver todo lo que sucede a tu alrededor. Un punto fuerte de la NV200 son las puertas laterales corredizas, pues ofrecen un acceso fácil al área de carga; por supuesto, atrás también hay puertas, de bisagras y asimétricas, cuyo ángulo de apertura es bastante amplio, para que no te estorben cuando estés cargando o descargando mercancía.

El área de carga es bastante generosa, pues a pesar de que la NV200 mide tan solo 188” de largo, poco más de la mitad están destinadas a la zona de carga; la altura de casi 74” es la misma que tienen sus rivales, pero donde Nissan da la sorpresa es en la altura del piso, que con 21.2” atrás y 19.2” en los costados, es una de las más bajas del mercado, lo cual se traduce no solo en más espacio de carga -122.7 pies cúbicos, para ser exactos-, sino en mayor facilidad al momento de meter mercancía.

Interior

La cabina de la NV200 está bastante bien lograda para tratarse de un vehículo utilitario y la verdad es que resulta sorprendentemente amplio tanto para el conductor como para el pasajero. Claro, no tiene tanto diseño como un auto de pasajeros, pero los materiales y ensamblado son bastante buenos. El espacioso interior está dominado por una consola central y un cómodo volante de tres brazos. La posición de la palanca de cambios es buena, pero sería más cómodo que el volante pudiera ajustarse, al menos en altura. A su favor, los asientos tienen un buen tamaño y son suficientemente cómodos. Además, están disponibles una serie de opcionales que harán tu vida tras el volante más amable.

Los controles del sistema de ventilación se encuentran en la consola central, al igual que los del radio doble DIN, todos ellos fáciles de alcanzar y lógicamente posicionados, para que no pierdas tiempo buscándolos. Los asientos están colocados en una posición alta, lo que te brinda una excelente visibilidad en todo momento, algo a lo que también ayudan los grandes espejos retrovisores. También encontramos una buena cantidad de compartimentos útiles, por lo que no tendrás ninguna queja en este departamento.

Hay dos versiones disponibles, la S, que es la de entrada, y la más equipada, la SV, que lleva control de crucero, toma de corriente de 12 voltios en la consola central, cierre centralizado con acceso remoto y espejos calefactados, entre otras cosas. En cuanto a la seguridad, la NV200 lleva control de estabilidad (ESP), ABS y asistente de frenado con distribuidor electrónico de freno como equipamiento de serie. También de serie son las bolsas de aire para conductor y pasajero, con bolsas laterales de cortina disponibles como opción. Ahora que si quieres más equipo, la lista de opcionales incluye una cámara de reversa, algo que te hará mucho más sencilla la vida al estacionarte.

Motor y transmisión

Debajo del cofre, la NV200 está equipada con un motor de gasolina de 2.0 litros con 131 HP y 139 lb-pie, que pasan al piso mediante una transmisión automática continuamente variable. Sin duda, un apartado donde “cojea” un poco frente a la Ford Transit Connect, que tiene disponibles dos motores y una caja de seis velocidades. Aún así, la eficiencia en el consumo de combustible de la NV200 es bastante impresionante para un vehículo que no es híbrido, con consumos declarados de 24 mpg en ciudad, 25 combinado y 26 en carretera. Quizá en un futuro podremos ver el motor diesel que se vende en Europa desde que se presentó la NV200 en 2009, pero por el momento tendremos que conformarnos con este 2.0 litros de gasolina.

Manejo

A pesar de su apariencia tosca, la NV200 se nota pequeña tras el volante. La suspensión delantera es McPherson, mientras que la trasera es de hoja sencilla y resorte. Esta configuración se traduce en un viaje bastante cómodo, pues es capaz de absorber las irregularidades habituales del camino, manteniendo al mínimo la vibración en el interior. A pesar de su altura, la NV200 no se ladea mucho al momento de tomar las curvas, algo a lo que sin duda contribuye la barra de torsión delantera que une las bases de los amortiguadores. La dirección asistida es tan buena como la de sus rivales, con un manejo preciso y la dureza justa, ni muy firme ni muy suave.

A pesar de su naturaleza utilitaria, la Nissan NV200 se bastante moderna respecto a otras vans de reparto. Pero sin duda más importante es que ofrece una de las mayores áreas de carga en su tipo, lo que la hace más práctica que sus competidoras, un elemento clave en este segmento. El interior podría ser más cómodo, pero en general ofrece una buena ergonomía y la puedes comprar con una cámara de reversa, sistema de navegación con pantalla táctil de 5.8 pulgadas y radio satelital, si bien tendrás que desembolsar casi mil dólares por ellos. Es de destacar el comportamiento en el camino, sin duda uno de los mejores que hemos probado en este segmento, algo que sin duda agradecerán los conductores que se pongan tras el volante.

Ficha técnica
Motor
4 en línea de 2.0 litros, 131 HP y 139 lb-pie
Transmisión
Automática CVT
Suspensión delantera
McPherson
Suspensión trasera
Muelles parabólicos

Comentarios de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: