Busca Volvo dar certeza a clientes de postventa con firma de convenio con Canacar

Busca Volvo dar certeza a clientes de postventa con firma de convenio con Canacar

Como respuesta a la incertidumbre que el 7 de diciembre de 2020 generó el anuncio hecho por Volvo Trucks México, de dejar de vender camiones nuevos en el país, la directora general de la empresa, Luz Elena Jurado Soto y el presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Canacar, Enrique Armando González Muñoz, suscribieron «carta–compromiso» mediante la cual, la compañía garantiza, junto con las distribuidoras de la marca en el país, la disponibilidad de refacciones y servicio para los aproximadamente 12,000 tractocamiones de la firma que transitan en el país.

Lo anterior como respuesta a los transportistas que poseen vehículos de la marca, tanto recientemente adquiridos como en segunda o tercera posesión (la marca tiene 25 años de presencia en el país), quienes desde el anuncio de referencia manifestaron su inconformidad, al considerar que además de enfrentarse a la depreciación adicional del valor de su automotor, tendrían problemas de abasto de refacciones y servicio para el mismo, lo que afectaría la operación de su empresa.

En tal sentido, la ejecutiva ratificó el acuerdo suscrito con los titulares de las 10 concesionarias de la marca Volvo –que integran una red de 40 puntos de soporte a nivel nacional–, para tener disponibilidad de partes y componentes, contando para tal efecto con el respaldo del Centro de Distribución de Partes de Volvo (apoyado desde Volvo Trucks North America, VTNA) que opera en una instalación de 6,000 m2 localizada en Toluca, Estado de México, la cual alberga 17 millones de dólares en inventario de 35,000 números de parte (items) para avalar el mantenimiento preventivo y correctivo de los camiones.

Jurado Soto asegura que la decisión está orientada a dar adecuado soporte a los camiones Volvo que transitan en el país, sobre todo a los que se encuentran durante el periodo de garantía de equipo original y hasta cuando menos cinco años, considerando incluso la vigencia de pólizas de garantía extendida.

Lo anterior no obstante que algunos inversionistas de la red decidan tener otras franquicias de diferente marca (que es el caso de cuando menos cuatro), ante lo cual seguirían ofreciendo refacciones y programas de mantenimiento a los camiones Volvo y como valor agregado, el hecho de que 40% de los técnicos que laboran en las distribuidoras están certificados con el nivel “Master technician”, lo que contribuye a elevar el “up time” de los vehículos.

El convenio detalla la responsabilidad de Volvo Trucks y las distribuidoras (representadas por Daniela Bastida Rivera como presidenta de la Asociación Mexicana de Concesionarios de Camiones Volvo) para mantener vigentes programas de posventa que respalden la gestión de los camiones en cualquier punto del país.

Para ello, la empresa cuenta con estructura operativa y personal que atiende las necesidades de posventa de la red (Camionera Diésel de Cuautitlán, Tractocamiones del Noreste, Grupo Tan, Highway Trucks, Mecramotors, Comercial Motors de México, Camiones GuerreroVolvo Toluca, Xell Trucks y Grupo Tractocamiones y Autobuses del BajíoGrupo TAB) bajo la directriz de Gabriel González, a favor de los transportistas, al tiempo que mantiene los programas de capacitación para los técnicos de los talleres.

González Muñoz señala que con la suscripción del convenio, además de brindar certeza al sector, se resarce en alguna proporción, la molestia de los transportistas poseedores de camiones Volvo tras la decisión de la compañía de no seguir ofreciendo vehículos nuevos en el país.

 

About the Author

Escribir un comentario

Comentarios de Facebook