El camión de Tesla por fin va a entrar en producción, en los próximos meses

El camión de Tesla por fin va a entrar en producción, en los próximos meses

Tesla es famosa por muchas cosas, pero no todas son buenas. En concreto, uno de los grandes fallos del fabricante es su aparente incapacidad para cumplir sus propios plazos.

En otras palabras, tenemos que sumar dos o tres años a la fecha que Elon Musk da en las presentaciones. Es un verdadero problema, que le puede provocar muchos dolores de cabeza cuando el resto de la industria se ponga a la altura y empiece a producir coches eléctricos.

Es cierto que Tesla está trabajando en solucionar esto, principalmente con la apertura de nuevas "giga-fábricas" en diversas partes del mundo; no hace mucho abrió la de China y este mismo año abrirá la de Berlín. Aún así, los retrasos son inevitables en muchos de sus productos estrella, como el Tesla Semi.

El camión de Tesla está más cerca

El camión de Tesla estaba previsto para finales del 2019, o al menos esa era la fecha que dio Elon Musk en su presentación hace ya tres años. Pero ya a inicios del año pasado era evidente que esa previsión no se iba a cumplir, ya que Tesla no había terminado aún con las pruebas necesarias.

Ahora, un correo enviado a los clientes que han reservado el Tesla Semi ha confirmado que no tendremos que esperar mucho más para verlo en las carreteras. La carta, firmada por Jerome Guillen, presidente y jefe de la división dedicada al Tesla Semi, declara que la producción dará inicio en la segunda mitad del 2020.

Sin embargo, inicialmente la producción será en "volumen limitado", es decir, que se fabricarán pocas unidades. Al ser un camión diseñado para grandes remolques, el Semi es completamente diferente a lo que Tesla ha producido hasta ahora, y estas primeras unidades serán los "conejillos de indias".

Cabina del Tesla Semi

Cabina del Tesla Semi

El Tesla Semi ya ha pasado por muchas pruebas en carreteras públicas, en las que posiblemente también ha probado el Autopilot, una ayuda que agradecerán los conductores de estos vehículos comerciales, que suelen pasar largas horas en la carretera. Guillen afirma que han probado estos camiones en carreteras difíciles y con muchos baches, para asegurarse de su resistencia.

Los clientes que hayan reservado el Semi han pagado ya entre 5.000 y 20.000 dólares, pero si Tesla cumple las promesas en lo que respecta a la autonomía y el consumo, bien pueden merecer la pena a largo plazo. El Semi está basado en los mismos motores que usa el Model 3, pero con cuatro en vez de dos, y con diferentes baterías que permitirán conseguir una autonomía de entre 480 y 800 kilómetros con una carga; aunque Musk afirmó que esas cifras se calcularon con las baterías antiguas, y que con los últimos avances pueden mejorar.

About the Author

Comentarios de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: