Estos son los camiones eléctricos que ya circulan en carreteras

Estos son los camiones eléctricos que ya circulan en carreteras

El sector del transporte es uno de los mayores contribuyentes al cambio climático. Es responsable de más del 30% de las emisiones de CO2, de las cuales el 72% proviene del autotransporte por carretera.

La estrategia para reducir estas emisiones es muy clara: hacer que los fabricantes se vean forzados a vender más coches eléctricos bajo amenaza de multas millonarias. Sin embargo, los culpables de estas emisiones no son solo los turismos, sino que también hay que incluir las motocicletas, furgonetas, autobuses y camiones. Estos últimos, si bien solo representan el 2% de los vehículos de la Unión Europea, son responsables del 22% de las emisiones de CO2 del transporte por carretera.

Y las previsiones hablan de que el transporte de mercancías por carretera aumentará entre 2010 y 2050.

El camión eléctrico de Tesla se presentó hace ahora algo más de dos años, en noviembre de 2017, con la promesa de reducir los costes operativos y de mantenimiento respecto a los camiones diésel equivalentes, además de las emisiones contaminantes. Las fechas de entrega para los primeros Tesla Semi ha ido variando con el tiempo, pero ahora hemos sabido que uno de sus clientes ha recibido la confirmación oficial de Tesla asegurándole que recibirá sus primeros camiones eléctricos en el segundo trimestre del año.

El Volvo FL Electric tiene una MMA (masa máxima autorizada) de 16 toneladas. Su tren de potencia está compuesto por un motor eléctrico de 185 kW de potencia pico (130 kW continuos) y 425 Nm de par unido a una caja de cambios de dos velocidades. El paquete de baterías tiene una capacidad de entre 100 y 300 kWh, en función de las necesidades. Equipando el pack más grande, supone una autonomía de 300 kilómetros según la marca. En cuanto a la recarga, admite hasta 150 kW en corriente continua y 22 kW en alterna.

El eActros es una variante del popular camión Actros de la marca alemana. Sin embargo, para albergar la propulsión eléctrica, su arquitectura ha sido profundamente modificada. El sistema de propulsión está compuesto por dos motores eléctricos de 126 kW de potencia y 485 Nm de par máximo cada uno.

El paquete de baterías tiene 240 kWh de capacidad, con el que promete recorrer 200 kilómetros con cada carga. La recarga va desde los 20 kW hasta los 150 kW en función de si se realiza en continua o el alterna. Según Mercedes, la reducción de la carga útil de tan sólo 700 kg en comparación con un camión equiparable propulsado por motor de combustión interna.

El MAN TGM 26.360 E es un camión eléctrico rígido de 26 toneladas que puede ser utilizado para transporte de cargas no perecederas, furgón frigorífico o camión de recogida de basuras, entre otras aplicaciones. Está impulsado por un motor eléctrico de 264 kW de potencia y no tiene caja de cambios.

Su batería está compuesta por 12 paquetes para hacer una capacidad total de 185 kWh, que están situadas tanto debajo de la cabina donde antes estaba el motor de combustión, como a lo largo del bastidor. Con esta configuración, el camión eléctrico de MAN promete una autonomía de 180 kilómetros en condiciones reales, según el fabricante.

About the Author

Comentarios de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: